Etiquetas

, , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Llegados a este punto diréis: «¿Y a quién cojones le importan los conciertos?» y lo entiendo. Sólo con el camping y el recinto se pueden pasar perfectamente unos días inolvidables con los colegas, y de hecho hay gente que es lo único que hace allí. Pero nosotros, no. Nosotros vamos allí por la música, así que ahora viene lo bueno.

A partir del jueves —primer día oficial de festival— se abren las puertas a la zona de conciertos y comienzan a formarse las colas para acceder. Un registro rápido al entrar y ya estamos en el sanctasantorum del metal. En el extremo del recinto en el que se encuentra la entrada tenemos más puestos de merchandising —a destacar el oficial de Nuclear Blast—, más puestos de comida, más puestos de bebida, más guiris haciendo el capullo… La bebida, además, es uno de los aspectos por los que no hay que preocuparse mientras estás viendo un concierto ya que existen unos hombres que se dedican a pasearse entre la gente cargando a su espalda un depósito de cerveza para ir rellenando el vaso a quien lo pida.

Si nos dirigimos hacia la zona de la izquierda, nos encontraremos de frente con la carpa del W.E.T. Stage, previo charco de mezcla de lluvia y meado —está enfrente de los servicios— por el que es imposible andar ya que son puras arenas movedizas. Pese a no ser un mal escenario, cuando se llena de gente es lo más parecido al infierno ya que hace un calor tremendo por estar cubierto y encima se llena de humo. Aquí es donde por la noche podéis entrar al Metal Karaoke y a otros espectáculos, como el concierto de Mambo Kurt. Particularmente, no me gusta este escenario. [NdR: En las siguientes ediciones comprobé que si no se llena de gente se puede estar de puta madre.] En esa misma zona pero más hacia el fondo se encuentran también las carpas de Meet and Greet donde los músicos firman autógrafos y se hacen fotos con la gente. Yo no quise hacerme foto con nadie porque siempre había mucha cola para el grupo que fuese y prefería pasar ese tiempo en el Biergarten o viendo un concierto.

Si por el contrario nos vamos a la zona de la derecha, lo que encontramos es el tercer escenario más importante y segundo en tamaño pudiendo hablar ya de «escenarios de Primera División», el Party Stage. Este escenario, pese a no ser el más grande, tiene siempre buen sonido y es fácil entrar y salir de la masa de gente puesto que se encuentra algo apartado y no está en medio del follón. Los horarios de sus conciertos suelen coincidir con los del Black Stage.

Y por último, en el centro de la masa de conciertos, los dos titanes. Como escenarios principales, son los más grandes, mejor preparados, y en los que tocan los cabezas de cartel. Hablo del True Metal Stage y del Black Stage, separados entre sí por la emblemática calavera del festival, que por la noche es iluminada con fuego creando una de las imágenes más famosas del festival. Esta edición hubo algún que otro altibajo con el tema de sonido, pero cuando sonaban bien os puedo asegurar que era una verdadera gozada estar ahí.

Wacken, La Meca del Heavy Metal.

 Y ahora, una vez presentados los escenarios y hecho un esquema de la ubicación de cada uno, creo que podemos pasar directamente a hablar de los grupos. [NdR: Y me voy a comer muchas fotos y videos, que creo que me pasé la otra vez y cortan mucho el rollo. Quien quiera ver videos, que busque en Youtube.]

Miércoles, 29 de Julio.

Fejd

A decir verdad, este fue el único concierto que vi el miércoles ya que sólo los había en el Medieval Stage y ninguno me llamaba la atención, pero decidí acercarme a ver a estos, que tenían buena pinta. Y oye, no me defraudaron. Un concierto correcto, en un escenario correcto, pero que sonó muy bien y de los que me quedé con ganas de que hubiesen tocado un rato más. Música folk con sus instrumentos de rigor, un público con ganas de divertirse, y en general mucha fiesta.

Jueves, 30 de Julio.

Schandmaul

Los primeros en tocar ese día fueron los organizadores del festival con su banda, Skyline, que además contaban con la colaboración especial de Doro para el tema que habían compuesto como himno a Wacken. Sin embargo, yo pasé de verlos y entré ya para los siguientes, Schandmaul. Por lo que había escuchado antes de ir al festival, hacen una mezcla de folk alemán que a mí no me terminó de gustar demasiado ya que era muy lento, pero que sin embargo allí parece que gusta bastante porque el sitio estaba lleno de gente. Seguramente dieron muy buen concierto pero, sintiéndolo mucho, no son lo mío. Los vi durante unos veinte minutos y me fui a darme una vuelta para hacer tiempo a que empezase el siguiente concierto, que era un grupo sorpresa añadido a última hora para sustituir a Anthrax, que finalmente se habían caído del cartel muy a mi pesar. El grupo resultó ser JBO, que no me hizo ninguna gracia porque son como los Mojinos Escozíos pero en alemán y, para no entender los chistes, pues me fui a por una cerveza.

Running Wild

Las 8:15 pm y empezaba uno de los conciertos que más curiosidad despertaba en mí y que tenía ganas de ver: los piratas de Rolf Kasparek, Running Wild, que se despedían con este concierto [NdR: LOL, no se lo creen ni ellos. Mirad cómo han vuelto.] tras más de treinta años sobre los escenarios, con un espectáculo de casi dos horas que no dejó indiferente a nadie, tanto para bien como para mal. No podría decantarme por ninguna de las dos opciones porque, aunque el setlist me encantó, mentiría si dijera que esperaba más de ese concierto. No sé, fueron correctos y tocaron bien las canciones… pero ya está. Esperaba algo más vistoso de escenografía, más pirotecnia y tonterías varias, pero supongo que ellos los prefirieron así. Un sabor un tanto agridulce me dejaron, sinceramente, y es que a esto hay que sumarle que el tiempo no los ayudó. Hacia la segunda mitad del concierto, de hacer un buen día pasamos a estar en Siberia. Un diluvio bíblico que cayó sobre nosotros y que, además de empantanarlo todo, hizo que de ir con una camiseta de manga corta tuviera que pasar a ponerme otra camiseta más encima, una sudadera, improvisar un chubasquero con una bolsa de basura, y aun así siguiera pasando frío. La madre que parió a la lluvia de Wacken.

[NdR: En vez de poner el setlist, os pongo el concierto entero en video. Ventajas de reescribir esto unos años después.]

Heaven and Hell

Qué decir de estos. Otro de los grandes, de los más grandes. Y es que ver a Tommy Iommi y al mismísimo Ronnie James Dio sobre un escenario no es moco de pavo. [NdR: Y quién nos iba a decir que iba a ser la última vez que viésemos vivo a Dio… :(] Una de las bandas que empezaron lo que hoy conocemos como Heavy Metal, con tanta historia a sus espaldas y un frontman que para muchos es La Voz, además de ser quien empezó a hacer los famosos cuernos tan conocidos en este mundillo.

Evidentemente, no decepcionaron. Un señor conciertazo que, pese a que estábamos muy detrás, disfrutamos como si de la primera fila se tratase. Dio se conserva espectacularmente bien, con un vozarrón que no hace sino mejorar con la edad, cosa imposible para la mayoría. Un verdadero gustazo verlo en directo, una de las cosas que siempre he querido tener el gusto de hacer y espero repetir. [NdR: Lo dicho, :_(. Omito por razones obvias el párrafo que escribí con un mensaje de apoyo cuando le diagnosticaron el cáncer.]

Setlist

  1. E5150 (Intro)
  2. The Mob Rules
  3. Children of the Sea
  4. I
  5. Bible Black
  6. Time Machine & Drum Solo
  7. Fear
  8. Falling off the Edge of the World
  9. Follow the Tears
  10. Die Young
  11. Heaven and Hell
  12. Guitar Solo
  13. Country Girl
  14. Neon Knights

Y con esto acabó el primer día oficial de conciertos, que es el más light, no sin hacerle una visita al Metal Karaoke antes de acostarme.

Viernes, 31 de Julio.

Napalm Death

Una vez levantado, desayunado, y dada mi ducha de rigor, me dispongo a acercarme al Party Stage para cumplir con el horario que tenía planeado: Empezar a las 12:00 pm viendo tranquilamente a Suidakra, y a mitad de concierto o así, acercarme al Black Stage para terminar de ver a Vreid. Pues nada de eso. Llegamos al Party, y cuando conseguimos llegar hasta las primeras filas nos percatamos de una cosa en el escenario. «—¿No tocaba ahora Suidakra? —Sí, ¿por qué? —Fíjate que los pipas llevan sudaderas de Napalm Death. —Coño, es verdad… —Tío, que vamos a ver a Napalm Death en las primeras filas. Vamos a morir.» Y efectivamente, enseguida anuncian en las pantallas que ha habido un cambio de horario de última hora y que ahora tocaría Napalm Death y al día siguiente Suidakra. Pues vale, a repartir cera se ha dicho.

Fue comenzar a sonar los primeros acordes de guitarra y la gente ya dándose de palos. Un volumen brutal pero muy bien definido, con unos bajos que hacían que con cada golpe de bombo temblase hasta la última persona allí presente. Aquí es donde pude hacer mis primeros circle pits y walls of death del festival así como sufrir por encima de mí a los crowdsurfers. Lo gracioso de los conciertos de grindcore es que cuando están terminando dicen: «Vamos a tocar tres o cuatro canciones más para despedirnos.» y dos minutos después el concierto se ha acabado ya xD. Sin parar, lo que se dice sin parar. Una hora de concierto que se me pasó rapidísima por todo lo que pude disfrutar. Sí, me encantaron y me lo pasé como un enano. Por mí, le podían dar por c*** a Vreid xD. Un sobresaliente para los caballeros.

Al terminar el concierto y puesto que aún era temprano, nos fuimos a por una rica cerveza con un aperitivo y a comer tranquilamente.

Gamma Ray

La última vez que vi a tito Kai fue en el Rock Stars de Cehegín y la verdad es que no tenía especial ilusión en verlos, pero es un grupo que siempre apetece. Salieron con las ganas y simpatía que les caracterizan, pero no con un sonido digno de un grupo de su calibre. Mal la organización en ese aspecto ya que cuando los vi la otra vez sonaron mejor y por tanto me consta que no fue problema del grupo.

Setlist

  1. Welcome (Intro)
  2. Heavy Metal Universe / Ride the Sky
  3. New World Order
  4. Rebellion in Dreamland
  5. Man on a Mission
  6. Into the Storm
  7. Heaven can Wait
  8. To the Metal(Primera vez que la tocaban)
  9. Gorgar / Future World (Helloween Covers)
  10. I Want Out (Helloween Cover)
  11. Somewhere Out in Space
  12. Send me a Sign

Airbourne & Dragonforce

Y los pongo a los dos juntos porque no vi ninguno de sus conciertos entero, así que poca cosa puedo deciros. Empecé viendo Airbourne en el Black Stage y a los quince minutos me acerqué al Party para ver a Dragonforce, de los que vi diez minutos escasos. No es que no me gustasen los conciertos. De hecho, Airbourne estaban que se salían. No paraban de correr y animar a la gente. Y Dragonforce más de lo mismo —aunque me gustó más la puesto en escena que hicieron en el Lorca Rock 2005, más sencilla pero más heavy—. La razón por la que estuve tan poco tiempo es sencillamente que el calor, la hora de la siesta, y llevar varias jarras de cerveza encima no son buenas amigas. Al camping a hacer el perro.

Swashbuckle

Las 8:00 pm y yo corriendo desde el camping hacia el Medieval Stage porque era la hora a la que empezaban estos señores y no quería perdérmelos por nada del mundo. Habiéndolos conocido semanas antes de que los confirmasen para el festival, este grupo de thrash-death de temática pirata eran una de las grandes golosinas que el festival tenía para mí. Y no me defraudaron. A pesar de que el solo de Cruise Ship Terror no lo tocasen, se lo perdono por el espectáculo tan brutal que dieron. Mosh y circle pits sin parar, un montón de walls of death, muñecos hinchables de tiburones/piratas/barcos por encima de la gente, colaboradores disfrazados en el escenario tirándole agua a la gente… Un enorme diez para estos tres señores. Uno de los mejores conciertos del festival.

In Flames

Motörhead era otro grupo que quería ver. Sin embargo tengo la mala costumbre de cenar todas las noches y me decanté por esta opción conformándome con escuchar a Lemmy de fondo. Algo antes de las 23:00 estábamos ya abriéndonos paso entre la gente para encontrar un sitio decente donde ver a In Flames, pero dada la afluencia de gente nos tuvimos que conformar con quedarnos a la altura de la torre de sonido. Bien, lo veríamos desde allí.

Y una leche. A las 23:15 en punto que empezaron, comenzó la batalla campal. En mi puta vida he visto tal cantidad de gente dándose palos. Es que fue empezar Delight and Angers con una llamarada inicial y la gente se volvió loca. Empezaron los mosh masivos, la avalancha de crowdsurfers que venían de tres en tres… y con ellos la gran idea de Oscar. Me dice: «¡Chema! ¡Vamos a la primera fila!» y yo en plena emoción del concierto voy y le hago caso. A cada crowdsurfer que nos pasaban por encima, al empujarlo, aprovechábamos y avanzábamos entre la gente hasta el punto de llegar a quedarme en segunda fila prácticamente. Maldita la hora en que empecé a avanzar. Oscar se me perdió a medio camino y lo único que conseguía ver eran palos y más palos. Era imposible levantar los brazos. Si lo hacías, ya sabías que te quedabas sin costillas, pero si los bajabas, tampoco era mucho mejor porque dejabas desprotegidas la cabeza y en las primeras filas te pillan TODOS los crowdsurfers que haya allí. Medio concierto haciendo fuerza con la cabeza para que las botas que me aplastaban la cara cada dos por tres no me partieran el cuello. En serio, eso parecía el asedio a Minas Tirith, con los Nâzgul sobrevolándome y todo. Incluso me pareció ver a Gandalf por ahí.

Todo sea dicho, también es único ver en directo, en Wacken, y en segunda fila, Only for the Weak, en la que TODO EL MUNDO saltó.

Un par de canciones más y, con tantos palos, ya había retrocedido muchas filas y el calor y el agobio empezaban a hacerse inaguantables, así que hice uso del método guiri para salir de cualquier aglomeración allí. Llamas al que tienes delante y le dices «UP! UP!!!» y crowdsurfing que te quiero. Llego a primera fila, me ayudan a salir los seguratas, y bendita libertad. Me encontré a Dani justo al salir de ahí, con quien estuve un rato, y me fui a la parte de atrás a meterme entre la gente para las canciones que quedaban.

Me gustaría hacer un inciso llegados a este punto. El crowdsurfing, efectivamente, está muy bien para salir de cualquier masificación de gente, pero tiene un problema. El problema se llama CHORIZOS, y no de Pamplona precisamente. Y digo esto porque yo lo he sufrido allí, y es que en el momento en que salí por encima de la gente me robaron la cartera. Tuve la suerte de que en ella tenía un papel con números de teléfono guardados y que una vez acabado el festival, gente de la organización la encontró, llamó, y me la mandaron a mi casa, pero podría no haber tenido tanta suerte. Si vais para allá —o a cualquier otro festival de esta magnitud—, coseos bolsillos internos en los pantalones y llevadlo todo ahí. Sé que es más engorroso para guardar y sacar las cosas, pero es que los chorizos van un paso por delante y no hay que darles una oportunidad. Mucho ojo con ellos.

Valoración del concierto. Puntos en contra: el sonido, algo bajo de volumen, y el AGOBIO de gente, que propicia que pase lo que pasa. Puntos a favor: Absolutamente todo lo demás. Tanto el setlist como el espectáculo que dieron, la pirotecnia… todo. Un flipe de concierto.

Setlist

  1. Delight and Angers
  2. The Hive
  3. Trigger
  4. Cloud Connected
  5. Disconnected
  6. Only for the Weak
  7. Embody the Invisible
  8. Come Clarity
  9. Dead End (Con Lisa Miskovsky)
  10. Alias
  11. The Chosen Pessimist
  12. The Mirror’s Truth
  13. The Quiet Place
  14. Take this Life
  15. My Sweet Shadow

Creo que ha quedado bastante claro que es un grupo que me gusta xD

Los siguientes de la noche fueron los señores Amon Amarth, pero servidor, después de volver de la guerra llamada In Flames, no estaba ya para esos trotes y como los tenía vistos del verano anterior, decidí irme al camping y echarme a dormir, que aún quedaba un día de festival y además esta iba a ser mi última noche de dormir en horizontal antes de volver al querido autobús.

Sábado, 1 de Agosto.

Einherjer

Último día y tocaba el concierto de la mañana. He de decir que a la hora de elegir entre Suidakra o Einherjer no tenía claro por cual decantarme, pero finalmente me decidí por estos últimos ya que conocía mejor sus canciones.

Y no me decepcionaron. Todo lo contrario. Fui a verlos sin tenerlas todas conmigo —de hecho, no nos metimos dentro de la masa de gente a verlos, sino que los vimos a lo lejos mientras me comía tranquilamente un polo xD— y me encantaron, en serio. Muy bien tocadas todas las canciones, con un sonido muy limpio y con el volumen más alto de todos los conciertos que vi. Dios de mi vida, estábamos lejísimos del escenario y con cada golpe de batería daba la sensación de que se estaban partiendo los pilares de la Tierra.

Rage

Pese a haber visto casi todo el concierto, no puedo deciros gran cosa de ellos ya que no es un grupo del que sea seguidor, y que además el concierto lo vi sentado en el suelo, a un lado, mientras hacíamos descanso después de cargar en el puesto de Nuclear Blast. Sí puedo decir que las canciones que conocía y que tocaron, sonaron igual de bien que en estudio. También añadiré que salieron muchos artistas invitados a cantar, incluído el mismísimo Hansi Kürsch, frontman de Blind Guardian, y al que pude ver por primera vez luciendo su nuevo look con el pelo corto.

Heaven Shall Burn

Casi las cinco de la tarde y ya tocaba la sesión de palos diaria. Este día, Heaven Shall Burn eran los encargados de suplir esta necesidad. Hay ciertos grupos que cuando empiezan a coger cierta fama de que dan caña, la gente va a verlos aun sin haberlos escuchado y sólo por dar unos cuantos empujones. Este es uno de esos grupos y ellos lo saben. Pese a no ser un grupo que pueda decir que me gusta [NdR: Eso por aquel entonces. Ahora han ganado mucho para mí.], sí que es cierto que en un concierto suyo es imposible pasárselo mal. Y efectivamente no me lo pasé mal puesto que, entre otras cosas, pude participar en el circle pit más grande de esta edición —con permiso del de Machine Head—, que comenzó como uno normal y terminó siendo uno gigante alrededor de la torre de sonido. Bastante antes de que terminara el concierto ya estaba saliéndome de ahí, porque si ya de por sí sus conciertos son «intensos», con cansancio acumulado ni os cuento.

Axel Rudi Pell

Esta sí era una de las bandas que tenía ganas de ver. Hace tiempo estuve completamente enganchado a sus canciones y ahora que tenía la oportunidad no quería perdérmelos. Incluso tuve la suerte de estar con suficiente antelación para poder disfrutarlos en primera fila, apoyado en la valla tranquilamente.

Sin embargo, cual fue mi decepción, que pese al buen sonido que tenían, el setlist fue una auténtica MIERDA. Y tal es esto, que sólo conocí una canción de todo el repertorio, por lo que la mayoría del tiempo me lo pasé haciéndoles fotos o incluso mirando cómo los seguratas jugaban con un balón gigante que había por ahí dando tumbos. Una verdadera pena, dada la clase y las buenas canciones que tiene este grupo. Otra vez será.

[NdR: A ver si me encontráis en el video, que salgo un poco antes del final :P]

Pain

Me costó mucho decidirme entre ver a Pain o ver a In Extremo —gracias, señores organizadores, muchas gracias por hacer los horarios como el culo— pero terminé eligiendo a los de Tägtgren. Este es el que, para mi gusto, fue el mejor concierto del festival si hacemos un balance de pros y contras. En el Party Stage, donde es ridículamente fácil conseguir un sitio cerca del escenario; a una hora que se te ha pasado ya la torta de la siesta pero que no es tarde como para estar cansado; con la luz justa para que se aprecie ya la iluminación del escenario; con un sonido bastante bueno; SIN AGOBIOS… son muchas cosas las que influyen. Y que es el grupo de Peter Tägtgren, que parece una tontería pero influye. Este señor empezó hace mucho tiempo con su banda principal, Hypocrisy, y se ha hecho un pez gordo de la industria musical hasta tal punto que se produce los discos él mismo, además de a otros grupos como Children of Bodom, Sabaton… y se da el lujo de tener una banda aparte de industrial, Pain.

Un señor concierto en el que disfruté como un enano. Muy buena elección de canciones, mucho espectáculo, y lo que más me llamó la atención, que es oir a Tägtgren decir «muchas gracias» —sí, sí, en español— en un festival alemán.

Setlist

  1. I’m Going In
  2. Monkey Business
  3. Suicide Machine
  4. Dancing with the Dead
  5. Nailed to the Ground
  6. Zombie Slam
  7. End of the Line
  8. It’s Only Them
  9. Don’t Care
  10. On and On
  11. Same Old Song
  12. Bitch
  13. Shut your Mouth

Turisas

De noche ya, cuando quedaban escasas horas para tener que irnos, llegaba otro concierto de los que apetecen. Y es que, aunque hacía un año que los había visto, siempre da gusto disfrutar de estos guerreros en directo. La única pega que le vi a este concierto es que a pesar de las quejas del público les asignaron el W.E.T. Stage para tocar. Y como os dije, este sitio no debería estar habilitado para conciertos de esta índole ya que cuando la carpa se llena de gente y de humo, hace un calorazo que es insufrible. Aun así, Turisas son Turisas y si hay que ir a la carpa, se va. Tras una espera que se me hizo interminable, por fin salieron a escena con un sonido mil veces mejor que el de la última vez que les vi, y que les daba «ese algo» que les faltaba la otra vez. Ahora sí, ahora sonaban poderosos. Empezaron con To Holmgard and Beyond, seguida de mi favorita, Portage to the Unknown. A partir de ahí, no recuerdo nada más xD.

Korpiklaani

Los últimos que vimos. Después de todos los que llevábamos vistos y el tiempo que estábamos fuera daba pena pensar que era el último grupo que íbamos a ver antes de irnos, pero alguna vez tendría que acabarse esto. Llegamos con el concierto empezado mientras tocaban su último single, Vodka, que enlazaron con The Journey Man, muy fiesteras las dos. Podría haber sido un gran concierto, pero el cansancio, que estábamos lejos del escenario, el setlist —muuuuuuy tranquilo— no ayudó a que lo fuera. Estuvimos un rato, bailamos, hicimos un wall of death de seis personas (xD) y con las mismas, nos fuimos al camping a recoger.