Etiquetas

, , , , , , , , , , , , , , , , ,

No toco el blog desde septiembre, pero me he visto obligado a volver. Os propongo unas cuestiones:

Si veis esto en la carretera, ¿qué quiere decir?

carretera

Una persona normal con un mínimo de conocimientos de educación vial dirá: Que el coche que circula a la derecha no puede rebasar la línea e invadir el otro carril pero el que va por la izquierda sí. Es decir: la línea continua no se puede cruzar, pero la discontinua sí.

Bien, y ahora, ¿qué significa esta señal?

3marca-vial-de-ceda¡¡¡Ding, ding, ding!!! Premio para el señor, eso es un ceda el paso. Y por increíble que parezca, no sólo aparecen en señales, sino también pintados en el suelo.

Ahora, la pregunta del millón: Si todos sabéis lo que significan estas cosas, ¿por qué cojones no las respetáis cuando vais al volante?

Y lo pregunto por un caso en particular, porque llevo tiempo viéndolo y estoy harto ya de la inutilidad de la gente. El sitio en cuestión está en el Campus de Espinardo de la Universidad de Murcia, en las dos replacetas que hay para salir del campus en dirección hacia Diego Marín o la autovía, según el desvío que cojas. He hecho un dibujo —de aquella manera…— en el que he marcado cuatro puntos para explicarlo mejor. No hagáis caso a las proporciones, está dibujado como el culo, pero la idea se entiende.

SALIDA UMU 2Vamos a ver, la situación que os propongo es la siguiente:

Venís desde la izquierda, paralelo al tranvía y queréis salir hacia la autovía. Para ello debéis bordear la plaza de abajo y salir por A. Ahora la pregunta es: ¿Por dónde entrarías al carril de aceleración, por C o por D?

Si tu respuesta ha sido C, enhorabuena, eres una persona normal. Si ha sido D, ojalá te pudras en el infierno por oligofrénico.

Por partes: Salir por C no es hacer una pirula. Repito, NO ES HACER UNA PIRULA. Tienes línea discontinua para ti y además los que vinen por B tienen un ceda bien grande y hermoso, así que deja de meterte a la maldita rotonda causando atascos innecesarios en A y luego molestando sin dejar cambiar de carril al que ha entrado bien por C.

A los que venís por B: Repito lo anterior, tenéis un ceda bien hermoso, así que haced el favor de PARAROS Y CEDER EL PASO. No he visto aún a nadie que se haya parado ahí, sino todo lo contrario; pasar como si en el suelo no hubiese nada e incluso pitándole al que está entrando correctamente por ahí, con los consecuentes accidentes que son el pan nuestro de cada día.

Por favor, volved a la autoescuela y pedidles que esta vez os enseñen bien; fijaos en las señales, que están ahí por algo; o mejor aún, usad nuestro querido e inútil tranvía.

Anuncios